Experiencias de la Olimpíada de Filosofía

Con la Olimpiada de Filosofía, más allá de obtener los conocimientos que contiene la materia, aprendí a ver las cosas de una manera diferente, a pensar por mi misma y no por lo que otros quizás quieran imponernos a pensar, pude sacar mis propias conclusiones y también a ver las cosas que nos pasan diariamente con un sentido diferente.

Fue una experiencia muy linda y enriquecedora para la vida. Al principio era como decir «No, ni loca, hay que leer mucho, es muy aburrido». Con el tiempo y la lectura te das cuenta de que no es así, y que no son cosas que sólo sucedieron en un pasado, sino que ocurren hoy en día.

La verdad que solo se pueden rescatar cosas lindas de esto, el encuentro cultural que tuvimos con España en la Facultad de Ciencias Económicas fue increíble porque sabes que te están viendo y escuchando del otro lado del mundo y que vos hacés lo mismo, fue muy lindo.

Cabe agregar el agradecimiento a Natalio, por todo el aguante y la paciencia que nos tiene, por acompañarnos en todo esto y hacer que las clases sean entretenidas.

Julieta Peralta

 

El estar presente en las Olimpiadas de Filosofía, en verdad, fue todo un cambio para mí. Me di cuenta de muchas cosas que antes no podía apreciar y que ahora valoro mas, puedo ver las cosas de manera diferente ahora, con otros sentidos y apreciando cada uno de ellos.

Ahora puedo decir que veo cosas que antes no veía del mundo y las que ya veía las veo mejor. Personalmente, el estar pasando por este tipo de experiencia donde cada vez voy aprendiendo algo nuevo ya me siento una ganadora, independientemente de si pasé a la siguiente ronda o no, lo cual a pesar de ponerme ansiosa, es la ultima de mis metas.
Más aún, tras estar presente en la videoconferencia con participantes de España, desgraciadamente tuvo sus puntos decepcionantes, pero el poder haber escuchado otros puntos de vista de otras escuelas nacionales me dejo la mente sumamente abierta y con ganas de más.

Lucía López